Effie Worldwide

 

effww

 

Influencer, la nueva profesión del siglo XXI

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

2018.03.06Con el paso del tiempo y los avances tecnológicos van surgiendo nuevas profesiones, una de ellas es la de Influenciador; aunque para algunos es algo que se ve fácil, no debe tomarse a la ligera. Indira Doyen, Directora de Comunicaciones en Latam, explica que un influencer es alguien que genera un cambio en la gente, que motiva a las personas a expresar lo que sienten y mostrar cómo son de verdad, que lleva un mensaje y logra que otros lo escuchen.

 

 

Aptitudes

Para Diego Delgado, Digital Mánager para L’Oréal Centroamérica, las personas que aspiren a esta actividad deben ser: verbales, sociales, persuasivos y artísticos.

“Tener una actitud positiva a la hora de comunicarse, ser empático con las personas que lo siguen y crítico con el contenido que publica y la manera en que lo hace”, destaca Delgado.

Mientras, Giuliana Venutolo, Directora del Área Digital de Llorente & Cuenca Panamá, piensa que tienen que ser líderes y conocedores dentro de un territorio específico de conversación (comida, moda, música o arte) y comunicadores.

Profesional versus sinvergüenza
En otros países resaltan que un influenciador real domina las redes, el marketing digital, tiene conocimientos suficientes en fotografía y vídeo para elaborar contenidos multimedia. No consiste solo en ir, por ejemplo, a un hotel, divertirse y hacerse una foto que se difundirá en las aplicaciones.

Esto también es válido para Panamá y lo corrobora el Digital Mánager para L’Oréal. Cuenta que un profesional entiende cómo funciona la dinámica de redes y la influencia social.

“Hace un trabajo exhaustivo para generar contenido que no sea considerado ‘basura’ para las personas que lo siguen, desde la estética, el texto que acompaña y la relación con su comunidad. Un sinvergüenza busca únicamente conseguir ‘followers’ y ‘likes’, sin considerar cómo su contenido afectará de forma positiva o negativa a su audiencia y a las marcas”, manifestó Delgado.

Para Venutolo no hay un “influenciador profesional”. Y, considera que los que encabezan la lista de sinvergüenzas son los que compran seguidores y venden eso como atributo para cobrar por posts.

¿Cómo es el pago?
Un influenciador puede recibir una retribución monetaria, o remuneración basada en canjes de productos o servicios (viajes, eventos o servicios particulares). El monto varía por experiencia.

 

Fuente: https://metrolibre.com

Por: Zulema Emanuel
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter|Instagram
@zulemaemanuel

Search